Ejercicio en el embarazo



Una pregunta que me han hecho muchísimo es ¿puedo hacer ejercicio durante el embarazo?

Si tu embarazo es normal, es decir, no hay riegos puedes hacer tanto ejercicio como hacías antes de embarazarte. No quieran venir a correr un maratón si en la vida han corrido ni empezar con ejercicios de alto impacto cuando NO están acostumbradas.

De lo contrario, si eres deportista puedes seguir entrenando conforme las especificaciones medicas.

Algunas afecciones médicas hacen que el ejercicio sea perjudicial para ti o tu bebé. Si tienes alguna de estas afecciones, no debe hacer ejercicio:

ciertos tipos de enfermedades del corazón o de los pulmonesinsuficiencia cervicalanemia severapreeclampsia (presión arterial alta inducida por el embarazo)trabajo de parto prematuro durante el embarazoplacenta previa después de la 26º semana de embarazoembarazo múltiple y con factores de riesgo de trabajo de parto prematuro

La mayoría de estas afecciones son infrecuentes. Si no tienes problemas médicos graves y tu embarazo es normal, es probable que sea seguro hacer ejercicio.

Cuando yo tenia la panza (ay cómo la extraño a veces) corría, hacia yoga y me mantuve super activa. Esto también me ayudo a que en el posparto pude regresar más pronto a mi peso.

Al inicio del embarazo tuve un pequeño hematoma por lo que durante 2 semanas no realice nada de alto impacto pero una vez fuera de peligro no hubo nada que me detuviera.

Uno de los mitos que más he escuchado es que durante el embarazo tienes que “guardar reposo” y creo a mi parecer que es de lo peor que puedes hacer si tienes embarazo saludable.

Hay muchos beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo

Promueve un aumento de peso saludableReduce el dolor de espalda.Ayuda con él estreñimiento.Mejora su estado físico general.Fortalece su cuerpo y lo prepara para el parto.Ayuda a perder peso después del nacimiento del bebé.

Los ejercicios más cómodos son aquellos que no requieren que tu cuerpo cargue peso adicional. La natación y spinnng son buenas opciones. Caminar y hacer ejercicios aeróbicos de bajo impacto son generalmente bien tolerados. También puedes probar con yoga prenatal o Pilates modificado. Tú y su médico tendrán que decidir qué es lo mejor para usted y tu bebé.

Escucha siempre a tu cuerpo, llama a tu doctor en caso de presentar alguno de estos síntomas:

sangre o líquido proveniente de la vaginadolor abdominal o vaginal repentino o severocontracciones que se prolongan durante 30 minutos después de dejar de hacer ejerciciodolor de pechodificultad para respirardolor de cabeza grave o que no desaparecemareos y náuseasvisión débil o borrosa.

Disfruta esta etapa, en verdad que la panza sí la llegas a extrañar.

60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo