El día que aprendí amarme a mí misma

Actualizado: 14 jul 2019


El día de hoy el post es un poco distinto a todos los demás. No les hablaré de dieta, ni ejercicio, les hablaré de una de las experiencias más gratificantes que he tenido últimamente, el día que decidí amarme tal cual soy.

Creo que la mayoría tenemos en la cabeza que para alcanzar un ideal de belleza necesitamos hacer muchos sacrificios, pero estos pueden que realmente no nos hagan felices.

Recuerdo antes de Matts, me la vivía a dieta y tenía casi satanizado todo aquello que se saliera de mi esquema de “saludable”.

Me di cuenta de que comencé a perderme de mucho, me aleje de mis amigos, familia, en fin, de todo aquello que me hacia feliz, entre esto la comida.

Hace poco me decidí pararme frente al espejo, notando cada detalle que me define como una persona única e irremplazable.

Comencé aceptando cada marca, cada cicatriz, todas esas cosas que solían molestarme y acomplejarme, provocando que no estuviera feliz con mi apariencia.

Después de ser mamá no saben el trabajo que me ha costado el aceptar todas las huellas que dejo el embarazo.

Me di cuenta de que a veces es necesario desconocernos para reconocernos. Perdernos para encontrarnos.

Con todo esto no estoy diciendo que querernos y por ende cuidar nuestra apariencia y salud esta mal, al contrario. Lo que les cuento es simplemente para que no caigamos en estereotipos de belleza falsos, los cuales son casi inalcanzables.

Cuando decidí amarme de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo.

Hoy les puedo decir que estoy más feliz que nunca, continuo haciendo lo que más me gusta pero de una manera sana, sigo teniendo régimen de alimentación sin satanizar ningún alimento y disfruto muchísimo la maternidad.

Es verdad que para alcanzar objetivos uno tiene que hacer sacrificios, lo que no vale es dejar de ser feliz.

El día que te enamores de ti, despertarás a la VIDA.

El día que te enamores de ti, por fin aprenderás a descubrir “Quién eres tú”.

Con amor, Cyn.

Aprendí también amar mi cicatriz

115 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo